miércoles, 20 de agosto de 2008

el 10

Más allá de los 10.000 deslices que ha tenido Diego en su vida. Más allá de esa imagen de compadrito. Lo bueno de Diego es que lleva la celeste y blanca tatuada en el corazón.
Diego está en Beijing. Esto les conviene a todos, a la tele, al COI, Al COA y a China. Su presencia como la de muchas otras figuras es promocional.
Pero Diego está ahí como Argentino; apoyando a todos sus compatriotas.
En lo personal, no me gusta cuando Diego habla de política, actualidad, espectáculos; cuando se hace la estrella o el gracioso me da vergüenza ajena. Cuando hace papelones públicos me da lástima.
Pero cuando Diego habla de futbol es la persona más coherente del mundo. Diego, en sus contratos con los clubes arreglaba que si Argentina jugaba un pedorro amistoso con Liechstenstein, él iba.
Diego es el más argentino de todos. Pero además, para los deportistas es el emblema absoluto. Por eso, su gesto de ir a visitar a los atletas, de ir a ver a las leonas después de la derrota, significa muchísimo para ellos, y estoy seguro que les da un envión anímico indescriptible.
El otro día un periodista de TyC le hizo una nota después del partido contra Brasil y cuando terminó y se despidió del 10, le brotaron las lágrimas de la emoción de haber conseguido una nota con el más grande de todos.
Nos guste o no nos guste, Maradó nos dió un mundial y una final, e hizo otro tanto por un montón de equipos.
Y no se si seré un maricón, pero cada vez que veo ESTE gol con ESTE relato, me emociono:

1 comentario:

mr bellamy dijo...

Antes que nada... que buena palabra "compadrito", genial.

Después, más allá del lugar común de "la celeste y blanca tatuada..." estoy de acuerdo. El Diego es lo más. Una vez lo vi en persona y casi me meo encima, fue lo mejor. Lo esperé cual fan quinceañera durante mucho tiempo para poder tocarle aunque sea un milímetro de hombro cuando pasara. Lo logré. Es el mejor recuerdo.

Pensá esto, somos contemporáneos del mejor jugador de la historia del fútbol. Eso es único. Hay que aprovecharlo, es algo que le vas a contar a tus nietos!! Yo vivi en la época en la que jugaba MARADONA, eso nos diferencia de todos.