jueves, 28 de agosto de 2008

drogón

Nunca en la vida se me ocurrió la posibilidad de probar alguna droga. Nunca fumé ni un derby suave, cuando me enfermo tomo lo mínimo indispensable. Y casi que no tomo alcohol pero porque no me gusta.
Basicamente, creo que si probara la marihuana o algo quedaría automáticamente como el pity, y que voy a perder una parte (aunque sea ínfima) del cerebro. Y yo cuido mucho mi cerebro.

A su vez, cada vez conozco más gente que se droga o se drogó o de drogaba. No los juzgo ni los condeno. De hecho, lejos de modificarme negativamente la imagen de esa persona, me hace entender ciertas actitudes que no me cerraban. Y a la vez me enorgullezco de seguir perteneciendo al selecto grupo de los que estamos limpios y no necesitamos nada más que nuestra propia imaginación para crear y nuestras bolas para enfrentar los problemas.

2 comentarios:

El Fantasma dijo...

Yessssss !!!
Por un momento pensé que yo era el único "raro" que pensaba así

mr bellamy dijo...

A mi no me molestan los que se drogan ni los que no se drogan. Los que me molestan son los que se creen distintos por hacer una cosa o la otra.