lunes, 29 de octubre de 2007

Estilo K

Todos los que me conocen saben que soy una persona completamente apolítica.
Si a eso le sumamos que, cada vez que hay elecciones, tengo que trabajar, las mismas no me ponen muy contento que digamos, y si encima, las opciones a elegir son entre horribles y patéticas, el día se vuelve completamente negativo.
Por una cuestión de que ya era muy seguro que iba a ganar Cristina (lo cual es una razón más para deprimirme), esta vez tenía ganas de ir a votar, en mi caso a Lavagna, ya que fue parte del gobierno cuando estaba todo mal, y, hay que admitirlo, todo mejoró. Pero en algún momento pasó algo. Lavagna se fue o lo fueron, pusieron gente nueva, el poder se les subió a la cabeza a Nestor y su tropa y algo que pudo ser grande se convirtió en lo de siempre.
Se la pasan diciendo que no hay que repetir los errores del pasado, por eso cometen errores nuevos.
Se la pasan diciendo que no hay inflación y dibujando los números del InDeC. Esos números eran legítimos hasta que esta gente metió la mano, y conociendo a los argentinos, todos los que vengan despues van a retocar esos números a su gusto, y cuando se decubra van a decir "Eh! pero esto se hizo siempre".
En el aire está la sensación de que en la elección hubo fraude. Faltaron boletas de todos los partidos menos del oficialismo; algunos dijeron que cuando fueron a votar temprano las urnas ya estaban abiertas (no me consta), ir a votar fue un caos, y seguro mucha gente al ver tanta cola se fue (total la sanción por no votar es inexistente). Eso también jugaba a favor del gobierno, ya que al ser mas chica la torta, favorece al primero. Ante estás denuncias sin pruebas, el gobierno, que no tiene un tribunal imparcial que pueda juzgarlo, da la espalda. Y si llega a haber un poquito de ruido, va a quedar como que hubo un poquito de fraude pero que no es nada; o que "es un invento de la oposición para bajarnos, y hacer mal al país y a todos los argentinos".
Hoy a la mañana, al ver que el oficialismo no ganó en capital, uno de los ministros Fernandez dijo algo así como que los porteños deberíamos dejar de votar como si viviéramos en una isla y mirar un poco el interior del país. Ministro, yo voto como me da la gana, pelotudo.
Creo que llegaron al gobierno puteando la dictadura y los militares y todo eso que cae bien entre la gente, pero si bien no hacen las barbaridades que hacían aquellos, con esas actitudes poco a poco (muy lentamente) se acercan.
Hoy mismo empiezo mi plan para huir hacia un mundo donde no todo sea una locura. Quiero paz y silencio.
Ah... en ese mundo tiene que haber cable e internet... y gente a la que le guste jugar a la pelota. Gracias, chau.

2 comentarios:

Marcelito (Area51) dijo...

Lo UNICO que me reventó, fue el comentario pelotudo de uno de los Super Fernandez Bros.
Quien carajos se cree que es?.

ah, y aguante la gorda Carrió.

Anónimo dijo...

Excelente