martes, 8 de febrero de 2011

FANÁTICOS PELIGROSOS

Introducción

El fanático es una persona que vive para defender a toda costa aquello que idolatra. Y para tratar de llevar a su rebaño a todo el que conozca. Hay fanáticos religiosos, fanáticos violentos, fanáticos tranquilos. Sus variantes son bien distintas y sus actitudes tambien.
El religioso (Jesús vive en mí)

Siempre que en el colectivo veo a alguien leyendo intento ver que es. Si es una novela, un libro de historia o cualquier best-seller me parece bien, incluso si es el libro de Casi Ángeles; pero me choca terriblemente cuando vienen leyendo cosas como el horóscopo, autoayuda o sobre todo de esos libritos religiosos que te dan los pastores de la tele en sus templos de la fe. En este mismo blog he escrito que me parece muy bien que la gente lea cualquier cosa antes que no lea nada. El tema es que esos libros más la prédica son lavacerebros con el único fin de tomar tu diezmo de mil maneras distintas. Esta todo tan bien pensado que a los fuertes (esos que a ellos no les interesan) les pasará desapercibido, pero a los débiles de espíritu los transformará en emisarios del mensaje, duplicando así los seguidores y el dinero de las arcas. Si alguien como yo lee uno de esos libritos no le producirá nada, pero alguien que está en un mal momento muchas veces busca soluciones milagrosas.
Es posible que alguien que haya encontrado solución a su problema o adicción en uno de estos lugares te hable de Jesús como el gran salvador  porque sinceramente cree que "El Señor" lo salvó. Pero si pensara un poco más profundamente se daría cuenta que fue él mismo y su fuerza de voluntad lo que lo salvó y no ningún mesías.
Es lo mismo que pasa con los que se inmolan en nombre de Alá. Solo que estos son más extremistas.
El más molesto de estos fanáticos es el que rechaza cualquier argumento que le digas cuando está tratando de convencerte, además no se enoja y está siempre con una sonrisa y con un aire de superioridad preocupante porque va a criar a sus hijos con esa idea. Todo en su vida girará al rededor de Jesús y un juez debería actuar de oficio e internarlo por Delirio Místico.

El idólatra (El maradoniano)

Otro problemático es aquel que idolatra mucho a un personaje en particular o a un artista. Todo lo que X haga está bien. Porque es él. A mí esto me suena muy religioso. Esto lo vimos el año pasado luego del desastroso mundial de futbol cuando un cierto grupo quería que "El 10" siguiera como técnico. Pero también lo vimos durante años en cada recital de Charly García. Esto es peliroso, porque si el tipo no está en sus cabales y se va de boca, sus seguidores harán ciegamente lo que él diga.
En cierto punto esto es peor que el fanatismo religioso porque a pesar que son muchos menos seguidores, el objeto a seguir no siempre es alguien responsable y pensante (como los pastores, que a pesar de todo sacaron chicos de las calles y las drogas y los metieron en SUS escuelas) sino que a veces es El Pity.

El fan (Trekkies del mundo)

Este es el fan mas inocente de todos, Intenta volverse coleccionista de TODO lo que involucre ese mundo que adora, si tiene plata, sin saberlo estará invirtiendo en memorabilia que en el futuro podrá vender mucho más cara. Si no tiene los medios para volverse un coleccionista, se juntará con otros que tengan su mismo fanatismo, haran exposiciones y eventos en honor a aquello y serán felices en su mundo. En general son insultados por el resto de los mortales y tratados de ridículos y cosas similares pero no son molestos y al contrario de los 2 tipos anteriores no intentarán convencerte de unirte a su clan, sino todo lo contrario, cuando vean que no entendes ni un 30% de lo que ellos hablan cambiarán de tema o se sumiran en un silencio sepulcral sabiendo que tu no eres digno de manejar el enterprise o convertirte en Jedi. Como no tienen otro tema de conversación que les interese se automarginaran hasta que lleguen a sus casas y puedan ver por 30º vez el DVD con los comentarios del director.
Estos Fanboyz suelen ser adolescentes y una vez que maduran si bien pueden seguir amando aquello ya no será su único objetivo en la vida.

Conclusión

En este texto me refiero a los fanáticos a ultranza, esos cuya vida es dedicada a una sola cosa y todo lo demás no tiene importancia. Esos que saben hasta el más mínimo detalle de la vida de Boba Fett y Jabba The Hutt. Y a aquellos que te dicen que todo es obra del señor y no toleran la lógica si empaña la imagen de su heroe.
Todos tenemos algún fanatismo por alguna cosa o varias, pero todo tiene un límite.
Cuando toda tu vida ronda en torno a solo una cosa específica, estás en problemas.

3 comentarios:

Jorge Palacios dijo...

Excelente tu apreciación amigo. Principalmente sobre el tema religioso. En mi país, Ecuador, ciudad Guayaquil, el asunto religiosos es cada vez más preocupante. Hay cada vez más fanáticos, familias enteras, que rayan en la estupidez y enriquecen a los pillos líderes que se los vé pavonearse ante los demás. Aquí tienes una prueba, de seguro, cientos te han leído, pero esos cientos son fanáticos, por eso, nadie te ha contestado. Yo, soy ateo. Saludos.

Jorge Palacios dijo...

Excelente comentario amigo. Y cada vez es peor el problema del fanático religioso. Familias enteras se vuelven fanáticas, engañadas por los falsos líderes evangélicos. Aquí tienes una prueba, Deben haberte leído cientos, pero no comentan nada, por que son fanáticos. Yo soy ateo. Saludos.

Marto Guagnini dijo...

Lamentablemente mi blog no es muy leído. Pero está bueno aunque sea haber llegado a alguien. En este caso a vos.
En cuanto a tu preciación, creo que el fanático no puede evitar comentar en un post así. Es más fuerte que ellos. Escriben en mayúsculas y a los gritos, por lo general. Diciendo lo que les machacaron sus líderes, sean quienes sean.