sábado, 19 de julio de 2008

Dulce hipnotismo


Estábamos siguiendo un debate nacional de extrema importancia para el país como si fuera una definición por penales de un campeonato... Volvió el caño y todo fue como era entonces.
A nadie le conviene que pensemos tanto y debatamos ideas, mejor... ¿A quien preferís? ¿A la tota o a la Jelinek?

2 comentarios:

mr bellamy dijo...

Karina Olga te amo, no te quiero para hablar de cultura.

Gracias por este espacio para el desahogo.

[Marto] dijo...

esta linda, pero temo que una relación con alguien así puede tornarse insoportable.
Igual, no le digas Olga porque se enoja a muerte.