viernes, 16 de mayo de 2008

La resolución

Las encuestas planteadas estos últimos díaseran un poco fuertes, lo reconozco.
Planteaban la idea de si preferías una u otra enfermedad terminal o un dolor insoportable durante muuuuuuuchos años. Y planteaba lo mismo hacia tu peor enemigo. Veo que la mayoría de la gente eligió el cancer para uno mismo y el dolor de muelas y oídos para su enemigo.
La opción Sida o Cancer es bastante parecida, ya que ninguna tiene cura, pero creo que si lo que pretendés es morirte rápido, y no luchar contra él, el cancer te da más libertad sobre todo sexual. Si lo que querés es vivir como sea lo más posible la opción era el dolor.
Mis votos fueron para Cancer en ambos casos ¿Por qué?
Creo que el dolor se volvería tan insoportable durante toda la vida que me querría matar en algún momento. El SIDA, no me daría esa posibilidad de despedirme de la vida con una gran orgía.
Por eso, un cancer de esos que te dan 2 meses de vida sería la opción más potable. Me daría tiempo de disfrutar con todo (sexo, drogas, joda, etc...), de poner mis asuntos en orden y lo peor (horrible) sería ver la cara de los demás al enterarse.
Para mi peor enemigo elegí lo mismo porque creo que si tuviera un enemigo real sería una muy mala persona, ya que no odio porque sí a nadie. Y si sufriera dolor, se volvería más malo de resentido nomás, el SIDA... se la pasaría contagiando a los demás de jodido que es. En cambio, si los 2 tenemos cancer podemos sentarnos a charlar del tema o sobre nuestro mutuo odio o cagarnos bien a trompadas... y después irnos a la orgía.

Ah, y para los que no votaron para no llamar a la desgracia... vamos gente... no sean supersticiosos. Estamos en el 2008!

1 comentario:

Pajarozard dijo...

No soy amigo del gallo, ni se como es,